Fundamentos.

La Maestría en IP Orientación Vivienda tiene como objetivo la formación de Arquitectxs especializadxs en todos los ámbitos de la producción de Vivienda de nuestro región, y en tanto es un eslabón primordial del Centro de Investigación POIESIS debe entenderse como una usina de conocimientos disciplinares en torno a la temática, que pretende tener real incidencia en la praxis disciplinar.

Práctica disciplinar que entendemos puede canalizarse en la maestría en 3 áreas de interés proyectual.

 

  • Investigaciones y experimentaciones sobre el habitar doméstico y los modos de habitar.

  • Investigaciones y experimentaciones sobre gestión oficial o estatal de proyectos de vivienda.  

  • Investigaciones y experimentaciones sobre gestión privada de proyectos de vivienda.

 

Es claro que la profunda crisis socio-económica que vive nuestro país impone una agenda de temas compleja a la maestría en Investigación Proyectual, a la cual es preciso atender. Hoy más que nunca debemos tomar conciencia de nuestra responsabilidad como arquitectxs argentinxs, latinoamericanxs, del enorme flagelo que atraviesa nuestro país y toda la región latinoamericana en cuanto al enorme déficit habitacional que padecemos.

Déficit que no se materializa solamente en relación a la enorme cantidad de viviendas faltantes, sino también a la calidad de las soluciones habitacionales que la gestión estatal ha producido en nuestro país. Es preciso posicionar nuestro centro de Investigaciones como una usina de profesionales responsables y comprometidos con esta problemática.

Asimismo, existe una lógica en la praxis disciplinar en el ámbito privado que es interesante abordar desde el ámbito académico para robustecer sus aspectos intelectuales. Vemos aparecer, en este sentido, trabajos interesantes en la praxis disciplinar con estudios que operan también en etapas de desarrollo inmobiliario con propuestas innovadoras en los diferentes componentes de la arquitectura  (forma, tectónica y usos). Es decir, muchas veces prescindir del encargo concreto pareciera otorgar al arquitecto, mayores libertades en cuanto a la posibilidad de innovar y experimentar. Esto, que es una característica  muy particular en el ejercicio profesional dentro de nuestro país podría representar, bien entendido y conducido, un canal fructífero para canalizar diferentes investigaciones e innovaciones en el habitar.

 

Es necesario entender la importancia de inscribir nuestro espacio de formación en la convergencia de agendas locales y globales de modo inteligente, propiciando un alto nivel de innovación para la resolución de los problemas habitacionales.

Es en este sentido que si bien adherimos a diversas tendencias internacionales emergentes es preciso construir desde nuestro espacio, una mirada local sobre las mismas. Una mirada local que podrá luego irradiarse hacia los centros de pensamiento hegemónicos y re-incorporarse ya no con rasgos de subordinación sino más bien con espíritu crítico y transformador. Ubicarla dentro del “Zeitgeist”, no sólo con un espíritu descriptivo sino más bien con un claro objetivo de perforación y afectación de sus lógicas. El modo de abordaje de los problemas que arroja el Zeitgeist no puede ser desde la pura “autonomía” disciplinar.

Hoy más que nunca los perfiles disciplinares se difuminan y entrecruzan. Podemos actuar de modo conservador o podemos adecuarnos e inscribirnos dentro de esta nueva realidad con carácter crítico y transformador.

Si bien existe una ontología que es propiedad exclusiva de la arquitectura, como puede ser el estilo o la tipología,  es importante entender que esta ontología opera en un mundo integrado y atravesado por infinidad de poderes y micro-poderes que son también objeto de estudio de la Arquitectura. En este sentido, es necesario que pensemos efectivamente en cuestiones de lenguaje y organización formal pero también en temas vitales como el usuario y su participación en los procesos de decisión ,en perspectivas de genero, en la irrupción de nuevas tecnologías, en políticas habitacionales, en cómo incide la aceleración de ciertos procesos del capitalismo,  solo por mencionar algunos temas.

De este modo, imaginamos una maestría abocada a los problemas del habitar en su férrea relación con los problemas y desafíos que plantea el Zeigeist en sus rasgos globales y locales.

La Maestría estará organizada 3 áreas fundamentales.

 

  1. Estudios teóricos sobre Arquitectura e Investigación Proyectual.

Este módulo tiene por objeto ir configurando un contexto intelectual que retroalimenta las experimentaciones e investigaciones proyectuales. Es decir, es de carácter general, formativo no específico, persigue la construcción de un marco o contexto de actuación.

 

 

     2.Hábitat. Módulo teórico-operativo. Experimentaciones proyectuales sobre las diferentes escalas del problema habitacional.

Atravesará temporalmente el desarrollo de toda la maestría describiendo las 3 áreas de interés más importantes de la maestría.

 

    3. Tesis en Investigación Proyectual

Si bien se concentra en la etapa final de la maestría en cuanto a seminarios específicos y taller de tesis.

La idea es que los maestrandos pudiesen ir construyendo un perfil de investigación e intereses desde los primeros seminarios de Formación general y en el cierre de cada etapa del modulo 2 con la configuración de relatos e ideas arquitectura.